Ribadesella

Ribadesella pertenece al Principado de Asturias. Limita al norte con el mar Cantábrico, al este con Llanes, al sur con Cangas de Onís y Arriondas y al oeste con Caravia. Fundada por Alfonso X el Sabio. Fue uno de los principales puertos asturianos del siglo XIX. Cuenta con una población de 6.300 habitantes.

El concejo cuenta también con numerosas empresas dedicadas al deporte de aventura, como piragüismo, espeleología o escalada. El primer sábado de agosto después del día 2 se celebra el famoso Descenso Internacional del Sella, donde acuden deportistas de todo el mundo y se celebra una gran fiesta local.

Ribadesella también destaca por la variedad turística que ofrece, y sobre todo por las actividades que rodean a la cueva de Tito Bustillo, famosa por sus pinturas prehistóricas.

Lugares que puede visitar en Ribadesella son:

· Cueva de Tito Bustillo

· Iglesia de Sta. María Magdalena

· Palacio Prieto-Cutre, sede del Ayuntamiento

· Casas de los Collado, actual Oficina de Correos

· «El Escudo», casa natal de Darío de Regoyos

· Plaza de la reina Mª Cristina

· Torre de la Atalaya

· Plaza Nueva

· Ermita de Ntra. Sra. de Guía

· Paseo de Doña Leticia

· Ruta del Puerto, conjunto de seis paneles, pintados por Antonio Mingote, en el Paseo de La Grúa que repasan la historia de la Villa desde la Prehistoria a nuestros días.

· Playa de l'Atalaya

· Paseo de la Playa y playa de Sta. Marina, con sus magníficas casas de indianos.

· Gran Vía de Agustín Argüelles (Centro del comercio y la hostelería de Ribadesella)


PLAYAS DE RIBADESELLA

Sta. Marina de Ribadesella

Distancia al camping: 7 kms.

La playa de Santa Marina se encuentra en Ribadesella, en la desembocadura del río Sella. Es una playa urbana con grandes casonas de indianos, casas de adosados y nuevas urbanizaciones.

La playa tiene una longitud de 1.150 metros y 30 metros de anchura aunque, con la pleamar suele quedarse sin arena. Tiene distintas zonas para su disfrute, unos tramos son de arena, otros de cantos y otros mixtos, aunque pueden variar algo según las mareas al estar en la desembocadura de la ría y a mar abierto.

También puedes pasear tanto por la playa, como por todo el paseo que la bordea, desde el puente de la ría, hasta el aparcamiento, que se encuentra al final de la playa.

Dispone de todos los servicios de una gran playa urbana, como son socorrismo y vigilancia, sin problemas para los accesos con coche, dispone de bastantes calles y un aparcamiento abierto al final de la playa. Las bajadas a la playa son en rampa, sin escaleras. Cuenta también con chiringuitos.

Es una playa apropiada para la práctica del surf aunque, cuando hay poco mar, es aconsejable desplazarse hasta la Playa de vega ya que, por lo general, suelen levantar un poco más las olas en esta última.